Inteligencias múltiples

By: WBR On: 13:07
1. Resumen
2. Introducción
3. El concepto de inteligencia
4. Las inteligencias múltiples
5. Educación integral
6. Consideraciones finales

Resumen
Desde la perspectiva tradicional, la inteligencia es conceptualizada como la manifestación del intelecto humano, de forma progresiva lineal y acumulativa. Es única y unidimensional. No da la posibilidad de otra forma de manifestación.
Al hablar de educación integral, se pretende abarcar una totalidad que conforma al individuo. Es decir, se abarcan las posibilidades intelectuales o cognitivas, las capacidades psicológicas o afectivas y las habilidades físicas o motoras. Entendida así, la educación integral debe estimular y desarrollar al individuo desde el cuerpo, la mente y el espíritu.
Para comprender las dimensiones de la educación integral y la interrelación que mantiene con la inteligencias múltiples, se contrastarán ambos conceptos para encontrar sus puntos de encuentro.

1) Introducción.
Desde que el hombre inició su existencia en el mundo se ha manifestado de múltiples formas y en diferentes ambientes. En la Tierra tuvo que aprender a correr saltar, lanzar, librar obstáculos y hasta a caer y levantarse. En el ambiente acuático se vio obligado a cruzar ríos, lagos y hasta mares para descubrir lo que había más haya de ellos, incluso, tuvo que aprender a nadar. Así mismo, debió aprender a escalar, trepar árboles, a curarse y hasta matar. Todo ello le aconteció de manera natural, conforme tenía que satisfacer una necesidad o resolver un problema, es decir, estas posibilidades de respuesta eran y son inherentes al hombre. Tal ser tiene una capacidad innata para crear algo que necesite o resolver un problema que le interfiera en su camino.
Como podemos ver, de alguna manera y a grandes rasgos, este es el fundamento que utiliza Gardner (1983) para crear su teoría de las inteligencias múltiples, en la que abandera que el individuo posee diferentes formas de manifestación, que aunque tienen cierto condicionante genético, se pueden desarrollar mediante un proceso de optimización, es decir, son educables.
Veamos entonces en que consisten y como se compaginan las inteligencias múltiples y la educación integral.

2) El concepto de inteligencia.
Desde la perspectiva tradicional, la inteligencia es conceptualizada como la manifestación del intelecto humano, de forma progresiva lineal y acumulativa. Es única y unidimensional. No da la posibilidad de otra forma de manifestación.
Este concepto reduccionista de inteligencia es al que se ha encargado de desarrollar nuestro sistema educativo, es decir, prioriza el desarrollo de las habilidades cognitivas por sobre cualquier otra posibilidad de manifestación. Es inteligente aquel individuo que logra resolver problemas que impliquen una teorización del conocimiento y un análisis lógico matemático de las posibilidades de respuesta; o aquel que logra expresar sus ideas mediante una expresión fluida y elocuente que implica un manejo optimo del lenguaje ya sea oral o escrito. Todo lo que se salga de este esquema no se puede conceptuar como inteligencia.
En contra parte, desde el paradigma de las inteligencias múltiples, la inteligencia se abre a un amplio abanico conceptual y multidimensional, permitiendo varias formas de manifestar la inteligencia.
Al concebir Gardner (1991) a la inteligencia como la capacidad de resolver problemas o elaborar productos, denota dos elementos muy importantes:
El primero y más importante es que amplia el marco conceptual y referencial de lo que es la inteligencia, al reconocer que el aspecto cognitivo e intelectual no es el todo. Un desempeño académico brillante, no garantiza una vida satisfactoria se puede ser sobresaliente en lo intelectual, pero muy deficiente en socializar con los demás, hacer negocios, practicar deporte, en sus relaciones personales y afectivas. Para todo esto, se requiere ser inteligente, considerando que cada problemática se requiere de un tipo diferente de inteligencia. No es mas importante una que la otra, solo diferentes. Es decir, un gran científico o pensador no es más inteligente que un deportista o escultor. Solo se manifiestan desde la inteligencia que en ellos predominan; ambos son inteligentes.
El segundo elemento es que al concebir a la inteligencias como una capacidad, de confiar en la posibilidad de ser estimulada y desarrollada, sin olvidar, por supuesto, las condicionantes genéticas que determinaran los posibles niveles de optimización al que se pueda llegar. “Todos nacemos con unas potencialidades marcadas por la genética. Pero esas potencialidades se van a desarrollar de una manera o de otra dependiendo del medio ambiente, nuestra experiencias, la educación recibida,... ningún deportista de elite llega a la cima sin entrenar por mas buenas que sean sus cualidades naturales. Lo mismo se puede decir de los matemáticos, los poetas, o de la gente emocionalmente inteligente” 1.
Con lo anterior se puede dar uno cuenta que pretender encerrarse en el ámbito cognitivo o intelectual (inteligencias lógico matemática e inteligencia lingüística) y no buscar la multiplicidad de estímulos que permitan desarrollar de forma adecuada y proporcional las demás formas de inteligencia, provocara que los individuos sean parcialmente inteligentes y por lo tanto, con una capacidad también parcial de adaptación al medio en que se inserta. Y sin embargo, no debemos olvidar que la inteligencia se concibe también como la “supervivencia cultural: en las sociedades tradicionales mantener la necesaria cohesión social, y en las sociedades industriales proporcionar los medios para avanzar en la tecnología y en la industria”2. Es decir, si se consideran los contextos sociales, históricos y políticos, el concepto de inteligencia se presenta como una “dinámica entre las tendencias individuales y las necesidades y valores de una sociedad”3.
Bajo esta perspectiva,”la inteligencia se convierte en un constructo flexible culturalmente dependiente. Tanto el individuo como el agente social pueden desempeñar un papel dominante, pero ambos deben participar, si se quiere alcanzar la inteligencia”4.
En base a esta reflexión, el sentido amplio de la inteligencia debe marcar obligatoriamente tanto al individuo como a la sociedad que lo determina. Con esto debemos entender “que la inteligencia evoluciona a través de una dinámica entre las competencias individuales y los valores e instituciones de la sociedad”5.
Es en este paradigma en el que se mueven la teoría de las inteligencias múltiples que a continuación analizaremos.

3) Las inteligencias múltiples.
Para iniciar en el análisis de este concepto vamos a abordarlos con el experimento mental que propone Gardner (1995): en este ejercicio nos sentimos atraídos hacía el brillante jugador de ajedrez, el violinista de fama mundial y el campeón deportivo; estas personalidades sobresalientes merecen una consideración especial. Bajo este experimento, emerge una visión bastante distinta de inteligencia. El jugador de ajedrez, el violinista y el atleta, ¿Son inteligentes en sus respectivas carreras? Si no son inteligentes, ¿Qué les permite realizar esas proezas memorables? En general, por que el término actual de inteligencia no logra explicar en grandes áreas de la actividad humana?
Este conjunto de habilidades, talentos o capacidades mentales es lo que se denominan inteligencias múltiples. Bajo este paradigma, es como Howard Gardner (1995) concibe a la inteligencia como la habilidad necesaria para resolver
problemas o para elaborar productos que son de importancia en un contexto cultural o en una comunidad determinada. La resolución de problemas implica dar buen termino a lo determinado cultural y socialmente de forma cotidiana; por ejemplo culminar un ensayo, ganar un juego, reparar algo o salvaguardar la propia integridad. La elaboración de productos abarca toda la generación de conocimiento desde una amplia perspectiva: teorías, técnicas, composiciones, campañas o algún tipo de algoritmo.
La teoría de las inteligencias múltiples invita a considerar prácticamente todo tipo de manifestación conciente o inconsciente del individuo como un manifestar inteligente en un contexto físico, social y simbólico en el que se distribuye y a la vez lo determina.
Así comprendida esta teoría, analicemos ahora los tipos de manifestaciones que propone Gardner (2001) como inteligencias:
1. Inteligencia lingüística.
“Supone una sensibilidad especial hacia el lenguaje hablado y escrito, la capacidad para aprender idiomas y de emplear el lenguaje para lograr determinados objetivos. Entre las personas que tienen una gran inteligencia lingüística se encuentran los abogados, los oradores, los escritores y los poetas
Tal como apunta Lupiañez (1998), en esta inteligencia se destaca la facilidad para manejar la sintaxis (estructura del lenguaje), la fonética (sonidos del lenguaje), la semántica (significados del lenguaje) y las dimensiones pragmáticas (usos prácticos del lenguaje. Dentro de estos usos prácticos del lenguaje, se insertan la retórica (emplear el lenguaje para convencer a otros) y la explicación (usar el lenguaje para informar)”.
2. Inteligencia Lógico-matemática.
“Supone la capacidad de analizar problemas de una manera lógica, de llevar a cabo operaciones matemáticas y de realizar investigaciones de una manera científica. Los matemáticos, los lógicos y los científicos emplean la inteligencia lógico-matemática... sin duda una combinación adecuada de inteligencia lingüística y lógico-matemática es una bendición para lo estudiantes y para quien quiera que deba pasar pruebas con frecuencia”.
Aquí se incluye el análisis de sistemas (entrada-proceso-salida-retroalimentación), análisis estadístico (comparar-evaluar-decidir), procesos taxonómicos (clasificar-categorizar-generalizar), procesos lógicos (esquemas-relaciones, afirmaciones y proposiciones), además de la inferencia, el cálculo y la comprobación de hipótesis.
3. Inteligencia musical.
“Supone la capacidad de interpretar, componer y apreciar pautas musicales”•
En la parte de interpretación y composición se ubican los músicos, directores orquestas, cantantes y los compositores propiamente dichos. Ellos perciben, discriminan, transforman y expresan formas musicales. En la parte de apreciación musical, se perciben los ritmos, los sonidos, las cadencias, las melodías y el timbre; ubicándose aquí todos los amantes de la música.
En general, la inteligencia musical es la posibilidad de percibir las formas rítmicas o musicales y/o expresarse a través de ellas.
4. Inteligencia corporal – cinestésica.
“Supone la capacidad de emplear partes del propio cuerpo... o su totalidad para resolver problemas o crear productos. Evidentemente, los bailarines, los actores y los deportistas destacan por su inteligencia corporal cinestésica. Sin embargo, esta forma de inteligencia también es importante para los artesanos, los cirujanos, los científicos de laboratorio, los mecánicos y muchos otros profesionales de orientación técnica”.
Esta inteligencia implica lo que es la expresión corporal dirigida a la aprobación o desaprobación desde la perspectiva del individuo, es decir, expresa sensaciones y conceptos a través del lenguaje corporal. También implica la manifestación a través de coordinación motriz gruesa (movimientos genéricos que implican a varios segmentos corporales en una secuencia de movimiento: caminar, bailar, lanzar, golpear,) y de la coordinación motriz fina (movimientos específicos que implican a solo algunos grupos musculares determinados por la acción: esculpir, dibujar, utilizar instrumentos,).
5. Inteligencia espacial
“Supone la capacidad de reconocer y manipular pautas en espacios grandes (como hacen, por ejemplo, los navegantes y los pilotos) y en espacios más reducidos (como hacen los escultores, los cirujanos, los jugadores de ajedrez, los artistas gráficos o los arquitectos)”.
La ubicación y orientación en el tiempo es esencial en esta inteligencia pues de ella depende su adecuada manifestación. Quien abandera esta inteligencia, es sensible a las características y cualidades de su entrono, le es posible visualizarlo y representarlo esquemática o gráficamente.
6. Inteligencia interpersonal
“Supone la capacidad de una persona para entender las intenciones, las motivaciones y los deseos ajenos y, en consecuencia, su capacidad para trabajar eficazmente con otras personas. Los vendedores, los enseñantes, los médicos, los líderes religiosos y políticos, y los actores, necesitan una gran inteligencia interpersonal”.
Esta inteligencia es determinante para ejercer las relaciones humanas de manera efectiva y por lo tanto propiciar una cooperación e interrelación adecuada.
7. Inteligencia intrapersonal
“Supone la capacidad de comprenderse uno mismo, de tener un modelo útil y eficaz de uno mismo – que incluya los propios deseos, miedos y capacidades – y de emplear esta información con eficacia en la regulación de la propia vida”.
La inteligencia intrapersonal supone una introspección o mirada interna hacia uno mismo para identificar las potencialidades y limitaciones que condicionarán el desenvolvimiento de la cotidianidad en el ambiente que se inserte. Implica tener una autoimagen y una autoestima de la globalidad de la personalidad y como se correlaciona esta con el medio en que se desarrolla y manifiesta.
Podría encontrarse presente en los filósofos, comunicadores, políticos, teólogos, escritores, psicólogos y de todo aquel que requiera del autoconocimiento para expresarse.
8. Inteligencia naturalista
“El naturalista es experto en reconocer y clasificar las numerosas especies (flora y fauna) de su entorno, tiene un amplio conocimiento del mundo viviente, puede poseer un talento especial para cuidar, domesticar o interaccionar con los seres vivos”
La inteligencia naturalista conforma las habilidades de observación y comprensión del entorno, y permite adaptarse y conectarse al contexto ecológico en un sentido amplio.
Tales habilidades pueden encontrarse en agrónomos, ecologistas, zoólogos, veterinarios, biólogos, jardineros, agricultores, ganaderos, entre otros.

4) Educación integral
Al hablar de educación integral, se pretende abarcar una totalidad que conforma al individuo. Es decir, se abarcan las posibilidades intelectuales o cognitivas, las capacidades psicológicas o afectivas y las habilidades físicas o motoras. Entendida así, la educación integral debe estimular y desarrollar al individuo desde el cuerpo, la mente y el espíritu.
Para comprender las dimensiones de la educación integral y la interrelación que mantiene con la inteligencias múltiples, así como el papel que juega el Estado en ella. Para ello, analicemos lo que dice al respecto la Ley General de Educación7 en su artículo séptimo:
I. Contribuir al desarrollo integral del individuo, para que ejerza plenamente sus capacidades humanas;
Nos habla aquí de estimular esas tres áreas de conocimiento (cognitiva, afectiva y motriz) en el individuo, para así potenciar al máximo sus posibilidades de manifestación. Se estaría invitando a desarrollar las inteligencias múltiples a su máxima expresión.
El área cognitiva se desarrollaría trabajando las inteligencias lingüística verbal, lógico matemática, espacial, musical y naturalista. Para el desarrollo del área afectiva, se requiere el trabajo de la inteligencias intra e interpersonal. El área motriz, se desarrolla a través de la inteligencia corporal cinestésica.
No se concebiría un verdadero desarrollo integral sin la optimización de cada una de las inteligencias múltiples con que cuenta el individuo. Por lo que no basta abanderar el concepto de educación integral en el discurso institucional (SEP y sus dependencias), sino realmente trabajar por una integración de las posibilidades de manifestación de las que puede echar mano todo sujeto. Desarrollar las inteligencias múltiples, es sinónimo de desarrollo integral, lo demás es palabrería carente de sentido.
Aterrizando en el currículo de la escuela secundaria, lograr un desarrollo integral en el adolescente, equivaldría a trabajar integralmente todas y cada una de las materias que se imparten en tal nivel. Y corroborar si los tiempos destinados a cada una de ellas son realmente significativos, o fallan por exceso o por defecto de tiempo para su desarrollo real.
II. Favorecer el desarrollo de facultades parta adquirir conocimientos, así como la capacidad de observación, análisis y reflexión críticos;
La inteligencia intrapersonal sería la encargada de optimizar las facultades para favorecer el meta aprendizaje que el individuo requiera. Internarse en los procesos que se necesitan para obtener un determinado conocimiento y saber en que momento se requiere salgan a la luz es lo que le corresponde a tal inteligencia.
Además, se requeriría de la inteligencia lógico matemática para las operaciones de razonamiento y análisis que se propone, pues el pensamiento deductivo, de inferencias, cálculos y proyecciones, responden al pensamiento lógico numérico.
De igual manera cabría la inteligencia naturalista por las cualidades de observación que reclama.
Conjuntando las inteligencias intrapersonal, la lógico matemática y la naturalista es como el individuo logrará contar con las facultades necesarias para obtener conocimientos que le sean útiles y un nivel de reflexión apropiado a sus requerimientos.
En la secundaria, el sentido crítico y reflexivo caería, primordialmente, en las materias de matemáticas, física, química y biología. Pues son ellas las que siguen en sentido estricto el proceso científico para el acceso al conocimiento.
III. Fortalecer la conciencia de la nacionalidad y de la soberanía, el aprecio por la historia, los símbolos patrios y las instituciones nacionales, así como la valoración de la las tradiciones y particularidades culturales de las diversas regiones del país”.
Se ubicarían aquí las inteligencias interpersonal y la intrapersonal para atender a ese autoconocimiento e interrelación con los demás que se propone fortalecer.
En el currículo de secundaria, sería en las materias de historia y formación cívica y ética en las que recaería la responsabilidad de fortalecer y comprender tales sentimientos y conocimientos propuestos en éste apartado.
Para entender algunas de las particularidades de las regiones del país (principalmente del norte o con gran afluencia turística), se hace necesario el uso de otro idioma, y el más generalizado es el inglés. Por lo que sería la materia del mismo nombre la responsable de trabajar el desarrollo de esa lengua y llegar a comprender tales particularidades (comunicación, turismo).
IV. Promover mediante la enseñanza de la lengua nacional – el español -, un idioma común para todos los mexicanos, sin menoscabo de proteger y promover el desarrollo de las lenguas indígenas.
Indudablemente que aquí se ubica la inteligencia lingüística por la naturaleza de la proposición, así como la a la inteligencia interpersonal para lograr esa vinculación con los demás.
La materia de español es la que respondería a los requerimientos de éste apartado, al encargarse del desarrollo del lenguaje en sus manifestaciones hablada y escrita.
Aunque el español es la lengua nacional, en varias comunidades del país existen diversas lenguas que son vigentes en esos lugares. Por lo cual, en educación básica, en ésas comunidades, se ha implementado la educación bilingüe. En donde el segundo lenguaje es el que priva en la localidad.
V. Infundir el conocimiento y la práctica de la democracia como la forma de gobierno y convivencia que permite a todos participar en la toma de decisiones al mejoramiento de la sociedad;
VI. Promover el valor de la justicia, de la observancia de la ley y de la igualdad de los individuos ante ésta, así como propiciar el conocimiento de los Derechos Humanos y el respeto a los mismos.
Ambos párrafos aterrizan en la inteligencia lingüística, por ser el lenguaje a través del cual se materializa lo propuesto. También en las inteligencias interpersonal e intrapersonal, por ser a través del trato con los demás y de comprender sus motivos para tomar decisiones y determinar la manera de interactuar con los demás. Y ligeramente en la lógico matemática, por el nivel de razonamiento y análisis de las situaciones que al convivir en sociedad se da.
Correspondería a la materia de formación cívica y ética desarrollar tales valores en la conciencia de los adolescentes, y además, generar las prácticas necesarias para que las apliquen en su cotidianidad y les resulte así realmente significativo y aplicable a su entorno.
VII. Fomentar actitudes que estimulen la investigación y la innovación científicas y tecnológicas.
La inteligencia lógico matemática sería la responsable de cumplir con los procesos cognitivos de reflexión, análisis y crítica que requiere toda investigación. Por otra parte, la inteligencia espacial, se encargaría de detectar las necesidades que el entorno manifiesta que requiere, para bosquejarlas, definirlas y trabajar hacia una solución que innove en una respuesta valiosa para ése contexto. De igual manera, la inteligencia naturalista se encargaría de la clasificación de los aspectos del medio ambiente sobre los cuales se pretenda construir el conocimiento.
La física, química, biología y geografía serían las materias que promoverían la investigación científica en sus respectivas áreas de conocimiento, además de varios de los talleres que conforman la educación tecnológica, resaltando aquellos sectores de su especialidad que serían de utilidad a la sociedad y que requieren de una solución creativa.
VIII. Impulsar la creación artística y propiciar la adquisición, el enriquecimiento y la difusión de los bienes y valores de la cultura universal, en especial de aquellos que constituyen el patrimonio cultural de la Nación.
Indudablemente aterriza aquí la inteligencia musical por el reclamo de la apreciación del arte y de la cultura, así como también la inteligencia lingüística en el aspecto axiológico cultural.
Es la materia de expresión y apreciación artística (música) la que en secundaria se encarga de la parte estética del conocimiento, principalmente del aspecto musical. Son algunos de los talleres los que se encargan de estimular el arte a través del dibujo o el modelado en sus diferentes acepciones.
La historia sería la responsable de dar a conocer los bienes y valores universales, así como los que conforman a nuestra Nación y que deben abanderarse con orgullo y dignidad.
IX. Estimular la educación física y la práctica del deporte.
En la inteligencia corporal cinestésica recae la responsabilidad de trabajar con todos los problemas de movimiento que se le presenten al cuerpo humano, desde agarrar un lápiz y escribir, hasta correr y no chocar con los obstáculos de las calles. Por lo que todo lo que implique desde el más simple movimiento hasta el más complicado y elaborado, le corresponde a este tipo de inteligencia.
Para el currículo de secundaria, es la materia de educación física la encargada de estimular y desarrollar todos los elementos de la psicomotricidad de los alumnos que en ésa etapa ontogénica requieren se optimice. De igual manera, es la encargada de proporcionar la mayor cantidad de experiencias deportivas que el medio en que se desarrolla le permita, con el propósito de que el educando cuente con un amplio bagaje de movimientos, y por ende, con mayores posibilidades de adaptación a su entorno.
X. Desarrollar actitudes solidarias en los individuos, para crear conciencia, sobre la preservación de la salud, la planificación familiar y la paternidad responsable, sin menoscabo de la libertad y del respeto absoluto a la dignidad humana, así como propiciar el rechazo a los vicios.
La inteligencia interpersonal y la intrapersonal se potencian en esta propuesta, ya que se requiere de un autoconocimiento y una concientización muy buena para lograr comprender los conceptos enunciados de solidaridad, responsabilidad, filiación libertad y respeto, y poder llevarlos a la práctica de la mejor manera posible.
En la secundaria, la materia de formación cívica es la encargada de dar a conocer esa axiología y de brindar los elementos necesarios para afrontar la realidad con conocimiento de causa, y enfrentar así de manera responsable la decisión por la que se opte.
XI. Hacer convivencia de la necesidad de un aprovechamiento racional de los recursos naturales y de la protección del ambiente,
En este párrafo se ubica la inteligencia naturalista por ser la encargada de analizar y estudiar las características de los entornos naturales o de algún ambiente en particular en donde se desarrolle el individuo.
La geografía y la educación ambiental son las materias que se encargan de analizar los recursos del medio ambiente. Reflexionan sobre el uso adecuado y racional de la naturaleza. Ambas materias buscan conciliar al universo con los seres humanos y establecer una conexión holística entre ambos, integrándose como la unidad indisociable que deberían ser.
XII. Fomentar actitudes solidarias y positivas hacia el trabajo, el ahorro y el
bienestar general.
A esta proposición responde la inteligencia intrapersonal en la medida que internalice esas necesidades y las ponga a funcionar en su cotidianidad. Y la inteligencia interpersonal para poner en práctica las relaciones que faciliten una convivencia más armónica y beneficiosa con su entorno.
En la escuela secundaria, les correspondería a todas las materias fomentar esas actitudes positivas. Sin embargo, parecería que la materia de formación cívica y ética enfatiza un poco más y es parte de su campo de estudio estos aspectos. Por lo que sería ella la principal encargada de incentivar hacia tales sentimientos de unidad con el propio individuo y con la sociedad que convive.
Como podemos darnos cuenta, la educación integral que propone el Estado a través de la Ley General de Educación, reclama de forma ineludible el desarrollo de las inteligencias múltiples.
El problema se presenta al tratar de aplicarlas (o tan solo de conocerlas) y llevarlas al contexto educativo real, y hacer congruente el discurso con, la práctica, potenciando en el individuo sus formas de manifestarse y de resolver problemas. Que redundará en la formación de individuos con capacidades de adaptación optimizadas a su máxima capacidad.
El principal obstáculo que se vislumbra, son las prácticas tradicionales de la educación, que abarcan desde cómo se concibe al alumno, al profesor, al aula, al aprendizaje y a la enseñanza, y hasta la resistencia al cambio la cual provoca la comodidad hacia lo más sencillo, arrojando así, la falta de compromiso que exige todo proceso educativo ampliamente entendido.
Para tratar de esclarecer, presento el siguiente cuadro donde Nicholson (1998)8 correlaciona las inteligencias múltiples con las formas de aprender, los gustos y en lo que se destaca cada una de ellas.

DESTACA EN LE GUSTA APRENDE MEJOR
ÁREA LINGÜÍSTICO-VERBAL Lectura, escritura, narración de historias, memorización de fechas, piensa en palabras Leer, escribir, contar cuentos, hablar, memorizar, hacer puzzles Leyendo, escuchando y viendo palabras, hablando, escribiendo, discutiendo y debatiendo
LÓGICA - MATEMÁTICA Matemáticas, razonamiento, lógica, resolución de problemas, pautas. Resolver problemas, cuestionar, trabajar con números, experimentar Usando pautas y relaciones, clasificando, trabajando con lo abstracto
ESPACIAL Lectura de mapas, gráficos, dibujando, laberintos, puzzles, imaginando cosas, visualizando Diseñar, dibujar, construir, crear, soñar despierto, mirar dibujos Trabajando con dibujos y colores, visualizando, usando su ojo mental, dibujando
CORPORAL - KINESTÉSICA Atletismo, danza, arte dramático, trabajos manuales, utilización de herramientas Moverse, tocar y hablar, lenguaje corporal Tocando, moviéndose, procesando información a través de sensaciones corporales.
MUSICAL Cantar, reconocer sonidos, recordar melodías, ritmos Cantar, tararear, tocar un instrumento, escuchar música Ritmo, melodía, cantar, escuchando música y melodías
INTERPERSONAL Entendiendo a la gente, liderando, organizando, comunicando, resolviendo conflictos, vendiendo Tener amigos, hablar con la gente, juntarse con gente Compartiendo, comparando, relacionando, entrevistando, cooperando
INTRAPERSONAL Entendiéndose a sí mismo, reconociendo sus puntos fuertes y sus debilidades, estableciendo objetivos Trabajar solo, reflexionar, seguir sus intereses Trabajando solo, haciendo proyectos a su propio ritmo, teniendo espacio, reflexionando.
NATURALISTA Entendiendo la naturaleza, haciendo distinciones, identificando la flora y la fauna Participar en la naturaleza, hacer distinciones. Trabajar en el medio natural, explorar los seres vivientes, aprender acerca de plantas y temas relacionados con la naturaleza
Cuadro traducido por Nuria de Salvador de Developing Students' Multiple Intelligences. NICHOLSON-NELSON, K. ( New York: Scholastic Professional Books 1998). www.vi-e.cl

5) Consideraciones finales
a) A la luz del análisis realizado, el paradigma de la inteligencias múltiples para nada es un opuesto de la educación integral, sino un necesario e indispensable complemento.
b) Es indudable que pretender aplicar las teoría de la inteligencias múltiples, requiere de un análisis mucho más detallado y concienzudo que arroje los elementos rectores que posibiliten su aplicación.
c) Invariablemente, las inteligencias múltiples tienen una correlación directa con la educación integral. Es decir, a mayor desarrollo de las inteligencias múltiples, mayor optimización de la educación integral.
d) Un concepto tradicional de inteligencia (que reduce su campo de acción) ya no tiene cabida en pleno siglo XXI, sino considerar las amplias posibilidades que conlleva reconceptualizar a la inteligencia.
e) La teoría de las inteligencias múltiples, además de un reto a conocer, también es un reto a aplicar, el cual corresponde a los educadores abordar.