19 de mayo de 2013

Tagged Under:

La caja de Skinner

By: WBR On: 17:18
  • Comparte


  • Mientras que la meta de Thorndike era que sus gatos aprendieran a obterner alimentos al salir de la jaula, los animales de la caja de Skinner aprendían a obtener alimento operando en el ambiente interno de la caja.
    Veamos lo que le ocurre a una paloma en la caja de Skinner. Supongamos que quiere enseñar a una paloma hambrienta a dar con su pico, en una tecla que está colocaba en la caja: al principio la paloma dará vueltas alrededor de la caja, explorando el ambiente de modo relativamente aleatorio. No obstante en un momento determinado probablemente de un picotazo a la tecla por puro azar, en ese momento recibirá una pastilla de alimento.
    La primera vez que ello ocurra, la paloma no aprenderá la conexión que existe entre el picotazo y recibir el alimento, y seguirá explorando la caja. Sin embargo, tarde o temprano volverá a dar un picotazo a la tecla y recibirá su pastilla; con el tiempo la frecuencia de la respuesta de los picotazos en la tecla se incrementarán. Finalmente la paloma dará picotazos a la tecla hasta que satisfaga su hambre, con lo que se demuestra que recibir comida es contingente con ese comportamiento. Por otro lado la DISCRIMINACIÓN y
    GENERALIZACIÓN DE ESTÍMULOS EN EL CONDICIONAMIENTO, se refiere al hecho de que
    las respuestas reforzadas en una situación no se extienden hacia todos los casos parecidos.

    El condicionamiento operante implica el uso de. Reforzamientos, Programas y Técnicas.
    Los tipos de reforzadores son dos:
    Los positivos: Son estímulos que aumentan la probabilidad de una respuesta (recompensas) como elogios, buenas calificaciones, un abrazo, una medalla o diploma, entre otros.
    Los negativos: Son estímulos desagradables cuya supresión aumenta la probabilidad de la respuesta deseada.



    0 comentarios :

    Publicar un comentario

    DEJA TUS SUGERENCIAS